/, Nuestros Productos/¿Cómo elegir el mejor aire acondicionado para cada estancia?

¿Cómo elegir el mejor aire acondicionado para cada estancia?

Cuando los 40º llegan para quedarse por muchas opciones que busquemos para refrescarnos, a lo largo del día. Está claro que un buen aparato de aire acondicionado en casa suele ser la opción más demandada. El problema aparece cuando tenemos que hacer frente a los prohibitivos precios de la electricidad en nuestro país. Que, cada mes, siguen aumentando al margen de que llueva, haga frío o calor.

Por eso desde Ibesol queremos ofreceros la alternativa más económica que os permita refrescaros este verano sin que los bolsillos tiemblen.

A continuación vamos a detallar las:

Características que debe tener un aparato de aire acondicionado para que se adecue a nuestras necesidades y a nuestra economía.

La oferta comercial para lograr ponernos a salvo de las altas temperaturas es prácticamente infinita…  los hay fijos, portátiles, de potencia media o elevada, baratos o de precio superior, más discretos o más grandes y de una variedad de diseños y colores que se escapan a nuestra imaginación…. Pero al margen de todas estas características hay que tener en cuenta lo siguiente:

Equivalencia de frigorías según los metros cuadrados de la estancia

En el cálculo de frigorías necesarias en un aparato de aire intervienen numerosos factores. Superficie de las paredes, el techo, temperatura exterior, superficie acristalada, orientación de la habitación, sombras exteriores, ubicación geográfica, época del año, materiales de construcción, etc.

En la práctica se utiliza como base del cálculo de frigorías unas 100 frigorías por metro cuadrado. Es decir, un recinto de 30 m2 necesitaría un aparato de 3.000 frigorías. Estos cálculos se basan en recomendaciones orientativas. Ya que para obtener más precisión debemos consultar a un profesional que analice el local y efectúe un cálculo más preciso.

Tecnología inverter

Está está enfocada a gestionar el funcionamiento del componente que más electricidad consume: el compresor. En una máquina de aire acondicionado convencional el compresor está funcionando siempre al 100% de su capacidad. Imaginemos que llegamos a casa y hace mucho calor, por ejemplo 40º C, y ponemos nuestro aire acondicionado a 25º C. Pues, hasta que el aparato no alcance esa temperatura, el compresor estará funcionando al 100% de su capacidad. Una vez logrados los grados deseados, el compresor se para. Y cuando vuelva a subir la temperatura volverá a funcionar. Con la tecnología inverter esto no sucede. Ya que es permite variar la velocidad de giro del compresor, pudiendo funcionar desde el 10% hasta el 100% de su capacidad. Así, el compresor se ahorra en un día de funcionamiento muchos arranques y paradas. Llegando a ahorrar en un año entre el 30 y el 60% en energía eléctrica.

 

¿Qué es la clase energética de un aire acondicionado?

A la hora de comprar un equipo de aire acondicionado es muy importante que busques los coeficientes SEER y SCOP (eficiencia energética estacional en refrigeración y calefacción respectivamente). Revisa también en la etiqueta energética la clase energética a la que pertenece tu aire acondicionado. E identifica en ella la zona climática correspondiente a tu provincia.  En la etiqueta se han definido tres zonas climáticas. La mayor parte de las provincias españolas están en el área cálida (naranja) y sólo algunas en la zona media (verde). La clase energética viene definida por los siguientes rangos:

Si tu equipo no cumple con estos valores no será energéticamente eficiente, lo que significa que consumirá más energía y, por tanto, te tocará pagar más.

¿Qué es el autovane?

Es una tecnología diseñada para conseguir una distribución óptima del aire. El diseño de la lama permite mayor flexibilidad en la instalación de la unidad. En modo calor la lama impulsa el aire hacia arriba y hacia el suelo simultáneamente para facilitar el alcance de la temperatura de consigna más rápidamente. En modo frío impulsa el aire hacia arriba. En definitiva, la inclinación de la lama logra una mayor homogeneidad en la distribución del aire resultando en un mayor confort. Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de comprar un equipo de aire acondicionado es el ruido que hace el aparato. Sobre todo si tu idea es instalarlo en el dormitorio para ayudarte a dormir en las noches más calurosas. Para ello, es recomendable un máximo de 24 decibelios (dB) de presión sonora. La función llamada ‘sleep’ hace que la presión sonora disminuya aún más.

Gama de AA Ibesol

La domótica aplicada a tu equipo de refrigeración

Cada vez es más frecuente oír el término domótica para referirse a la informática aplicada a los pequeños y grandes electrodomésticos del hogar. El aire acondicionado de calidad se integra en este concepto con el mando con Wi-Fi. La “climatización inteligente” aporta muchas ventajas adicionales al equipo:

Planificar y dirigir a distancia con el máximo ahorro.

Para poder decidir en cada momento cuándo encender y apagar el aire desde su mando de control. De esta forma, se evita tener que dejarlo encendido antes de irse de casa para mantener la zona caliente en invierno o fresca en verano una vez llegue del trabajo, con el considerable ahorro energético que ello supone en su factura de la luz y el beneficio para el medio ambiente que comporta.

Desparecen los descuidos y despistes.

– Planificar el rango de temperaturas y almacenarlo en la memoria.

– Todas las funcionalidades completas. Seleccionar el modo de operación así como la temperatura adecuada y el intervalo de accionamiento entre otras.

– Aprovechar funcionalidades complementarias. El mando dispone de otras funcionalidades que le ayudarán en la gestión de su temperatura. Tales como recabar información del tiempo que lleva el aparato encendido, la electricidad gastada hasta el momento, etc.

Finalmente desde el departamento I+D+i de Ibesol Energía, empresa experta en el suministro e instalación de equipos de aire acondicionado queremos dejarte una serie de consejos para alargar la vida útil de tu máquina. y te animamos a que contactes con nosotros y pidas presupuesto para empezar a disfrutar del equipo que más se adecue a tu hogar.

  • Por parte del usuario (Cada año)

    • Limpieza anual del filtro de la unidad interior (fácil acceso)
    • Mantener limpia la máquina exterior. En especial de la suciedad y polvo que se acumula en la batería de condensación (fácil acceso)
  • Por parte del profesional (Cada 5 años)

    • Revisión general
    • Repaso del cableado
    • Estado de las conexiones frigoríficas
    • Limpieza profunda de filtros
    • Comprobación de la carga de refrigerante

Rocío Esteban Trujillo

Social Media Ibesol Energía

Fuente: Dpto. I+D+i Ibesol Energía

2018-01-24T10:24:43+00:00 17 julio, 2017|