//¿Sabes cómo influye el SEER y SCOP en el rendimiento de tu equipo de refrigeración?

Cómo influye el SEER y SCOP en tu equipo de refrigeración

Probablemente alguna vez, al revisar la ficha de tu aparato de climatización, te habrás encontrado con los términos EER, COP, SEER y SCOP. Y no habrás sabido qué significan exactamente. Hoy vamos a intentar definir todos estos conceptos que están estrechamente ligados a la eficiencia energética.  Y por tanto, con el consumo de energía que dichos aparatos experimentan.

Antes de comenzar a definir todos estos conceptos es importante hablar sobre el significado de rendimiento o eficiencia de los equipos.  Concretamente de máquinas de aire acondicionado con bomba de calor. Para no entrar en fórmulas matemáticas, difíciles de seguir para la mayoría de los consumidores, definiremos el rendimiento como “lo que necesito respecto a lo que me cuesta”.

La importancia del rendimiento

Teniendo esto claro, lo siguiente es saber que los aparatos de aire acondicionado tienen un alto rendimiento. En este sentido, no es difícil encontrar máquinas con un rendimiento mayor al 300%. Este rendimiento no es algo fijo, dependerá de distintos factores. Por ejemplo, la temperatura exterior o la temperatura a la que queremos tener la habitación (temperatura de consigna). De esta forma, por ejemplo, en verano con 40ºC en el exterior, el aparato no funcionará con el mismo rendimiento si queremos estar dentro de la vivienda a 18ºC o a 25ºC. En la primera opción, el equipo tendrá menor rendimiento y por lo tanto consumirá más que en la segunda opción. Otro ejemplo sería funcionar con un equipo y una temperatura de consigna fija de 25ºC. Es decir, durante la tarde a unos 40ºC el rendimiento será mucho menor que por la noche a 30ºC.

Estos ejemplos reflejan que un mismo equipo va a tener unos rendimientos diferentes. En función, siempre, de las características de nuestro entorno y las exigencias de cada usuario. Pero, en definitiva, que significan los conceptos EER y COP que aparecen en la etiqueta energética de los equipos. Pues bien, tanto el EER como el COP representan el mismo concepto: el rendimiento o eficiencia de la máquina. Como hemos visto antes, el rendimiento puede variar según las condiciones. Es por eso que, cuando se detalla el EER o el COP de un equipo, hay que tener en cuenta que esto es bajo unas condiciones estándar. Tanto de temperatura exterior como de temperatura de consigna en el interior de la vivienda.

¿Qué entendemos por rendimiento del equipo realmente?

El rendimiento, en la práctica, son los kW eléctricos que consume la máquina para cubrir la demanda térmica que demandamos en el interior de nuestra casa. De esta forma, mayor rendimiento equivale a necesitar menor kW eléctrico.  En otras palabras, menos que pagar en la factura de la luz para una misma demanda de energía térmica.

¿Qué diferencia hay entre el EER y COP?

Aunque representan el mismo concepto, el término EER se emplea en condiciones en la que el objetivo es enfriar un espacio. Por otra parte, el término COP es el empleado cuando lo que deseamos es calentar un espacio.

Como hemos explicado los ratios EER y COP representan el rendimiento de la máquinas en unas condiciones establecidas. Pero, en la realidad, los equipos pocas veces funcionan bajo estas condiciones exactas. Ya que tanto la temperatura exterior como la del interior de la vivienda (temperatura de consigna) varía continuamente.  O simplemente puede ser distinta dependiendo de cada usuario. Además, muchos fabricantes se aprovechan de esto y se centran en afinar los rendimientos de sus máquinas en las condiciones establecidas por el EER y el COP. Sin tener en cuenta otras condiciones de cargas parciales por ejemplo.

Normativa SEER y SCOP

Desde 2013 los equipos de aire acondicionado deben venir etiquetados bajo con los conceptos SEER y SCOP. En sustitución de los anteriores EER y COP. Estos ratios pretenden ser más realistas. Ya que consideran el funcionamiento del equipo a cargas parciales (100%, 74%, 47%, 21%). Así como el consumo del equipo cuando está en stand by.

De esta forma el SEER y el SCOP son parámetros más fiables a la hora de comparar equipos. Ya que no indican un rendimiento puntual (EER y COP) sino una media estacional más real. Por último, nos gustaría terminar aclarando una duda muy común entre nuestros clientes acerca de este tema. ¿Podemos saber lo que nos va a costar el uso del aire durante un año si conocemos el SEER y SCOP? El SEER y SCOP nunca serán suficientes para calcular el consumo anual de los equipos. Puesto que, en la realidad, cada cliente pone el aire un número determinado de horas al día. Algunos solo en las horas centrales, otros durante todo el día, etc. Por ese motivo el consumo final de equipo dependerá del número de horas que el usuario lo use. Si quieres saber más sobre el ahorro eficiente pincha aquí y te informaremos sin compromiso.

Rocío E.T.Social Media
Fte. Dpto. I+D+i Ibesol Energía
2018-01-18T13:51:41+00:00 23 octubre, 2017|

Leave A Comment