//¿Cómo puede ayudar la domótica a nuestros mayores?

En la actualidad existe una preocupación generalizada por el bienestar de nuestros mayores. Esto es debido, por un lado, al aumento de la esperanza de vida en España y, por otro, a que las personas mayores prefieren vivir en sus propios hogares y no siempre los propios familiares se pueden ocupar de su cuidado. Esto es más fácil hoy en día gracias a la domótica

Casas DomóticasTradicionalmente ha existido un servicio de tele asistencia para personas que aun siendo mayores, tenían un bajo grado de dependencia para desarrollar sus labores domésticas. El buen funcionamiento de este servicio estaba condicionado a tener línea telefónica en casa y que la persona llevase un pulsador de emergencia colgado.

Con las nuevas tecnologías es posible un servicio de tele asistencia a domicilio que integre una monitorización de rutinas y eventos establecidos por sensores pasivos distribuidos en el interior de la vivienda para facilitar el cuidado de personas mayores. De manera que, mediante algoritmos, podamos ser informados ante la aparición de anomalías, como puede ser levantarse de la cama a una hora que no sea habitual en esa persona o dar un aviso de alarma ante una posible caída. También es común incluir el posicionamiento GPS en el exterior de la vivienda y la comunicación con un centro especializado en recibir llamadas de personas mayores». Este tipo de sistemas es lo que ha sido definido como tele asistencia de segunda generación.

 

Características y funciones de la domótica para la 3ª EdadAsistencia tercera edad

En Ibesol llevamos años trabajando en el desarrollo de la domótica doméstica y queremos dar a conocer, de forma sencilla, en qué consisten y cuáles son sus principales funciones de estos kit domóticos.

El sistema domótico cuenta con un controlador central conectado vía wifi capaz de recibir toda la información de los distintos sensores. Este controlador es el equipo que sirve de pasarela, mediante internet, enviando notificaciones o avisos a los cuidadores y/o familiares. Las soluciones principales del sistema domótico son:

-Detección de anomalías en los hábitos domésticos como por ejemplo la entrada o salida al hogar, apertura del frigorífico durante el día, tiempo que puede estar esa persona en el baño, apagado automático de brasero por programación horaria, temporización o detector de presencia, recordatorio de la ingesta de medicamentos, dispensador electrónico de medicamentos, botón de pánico, detectores de caída de la persona, etc

– Notificación de alarmas o anomalías a través de un app para iOS o Android

-Sistema ampliable que puede ser personalizado y adaptado a cada persona.

La detección de todo este tipo de avisos se lleva a cabo mediante sensores no invasivos, sin necesidad de hacer uso de cámaras. Esto permite evitar atentar de forma directa contra la intimidad de las personas.

Instalación y funcionamiento

Las instalaciones Interfaz domótica fácil e intuitivadomóticas son sencillas, no requieren obras al estar basadas en sensores inalámbricos. Normalmente, con una jornada de trabajo suele ser suficiente para su instalación y configuración. Únicamente es imprescindible que la vivienda cuente con conexión de internet y en sólo unas horas contaremos con una casa inteligente o casa domótica, términos muy utilizados en la actualidad.

En cuanto al funcionamiento de un kit de domótica, el usuario pasivo (persona mayor) no tiene que ten er ningún conocimiento específico. Mientras que el usuario activo (cuidador y/o familiar) debe tener conocimientos básicos sobre aplicaciones móviles ya que cuenta con una interfaz muy intuitiva.

Además, en caso de optar por un equipo de domótica Ibesol, nuestros técnicos acompañan la instalación con una detallada explicación a nivel de funcionamiento y de configuración.

 

En resumen, una casa domótica proporcionará:

– Mayor grado de autonomía e independencia

– Monitorización de eventos y hábitos rutinarios. Notificación a cuidadores y familiares en caso de anomalías o incidencias.

– Disminución de la presión (psicológica y física) de las personas involucradas en el cuidado y la asistencia del individuo discapacitado.

– Reducción de costes tanto energéticos como de personal.

– Una menor asistencia socio sanitaria con el ahorro económico que esto implica

– Un sistema sin invasión a la intimidad de las personas

Pídenos presupuesto sin compromiso. Te sorprenderán nuestros precios y además, como en el resto de líneas de productos, ponemos a tu servicio las mejores vías de financiación para que no tengas que realizar ningún desembolso inicial.

 

Rocío Esteban Trujillo (Comunicación Ibesol)

Fuente:

Dpto. I+D+i Ibesol Energía

2017-11-22T16:50:46+00:00 30 mayo, 2017|