//Instalaciones Fotovoltaicas Aisladas: llegamos allí donde llega el sol

Instalaciones Fotovoltaicas Aisladas

Hoy os traemos una solución que está cambiando el concepto de consumo eléctrico en viviendas o explotaciones agropecuarias a las que, por motivos diversos, no llega el tendido eléctrico tal y como lo conocemos. Entre sus principales usos encontramos viviendas unifamiliares aisladas en zonas rurales, cuyo uso es primera residencia o destinadas a vacaciones, instalaciones agrícolas que requieran poner en marcha aparatos eléctricos, como bombas hidráulicas. Y en general, en todos aquellos casos en los que sea necesario el uso de electricidad en zonas aisladas no urbanizadas.

 

Una vez más, el sol se convierte en nuestro aliado y nos permite, con el equipo adecuado,  aprovechar la energía solar fotovoltaica, también denominada doméstica, casera o de autoconsumo. Para ello sólo es necesario, instalar un sistema fotovoltaico para consumir la electricidad sin necesidad de solicitar conexión a la red eléctrica nacional. La instalación es sencilla y cómoda, y ofrece la posibilidad al usuario, de consumir la energía gratuita del Sol, liberándonos, entre otras cosas, del molesto ruido del generador o grupo electrógeno y de los costes del gasóleo y ayudando a crear un ecosistema libre de emisiones de gases efecto invernadero.

Composición y funcionamiento:

Una instalación fotovoltaica está formada por una extensión de paneles solares fotovoltaicos, un regulador de carga, un grupo acumulador, un inversor y, opcionalmente, por un sistema grupo electrógeno.

Durante las horas de insolación, los paneles fotovoltaicos producen energía eléctrica en forma de corriente continua que es almacenada en los acumuladores. En los momentos de consumo energético, los acumuladores suministran la energía en forma de corriente continua que es transformada en corriente alterna por el inversor. Al salir del inversor, la corriente alterna se dirige hacia la vivienda para cubrir la demanda de electricidad.

La energía solar fotovoltaica se basa en el efecto fotoeléctrico para convertir directamente la energía de los rayos solares en electricidad. Para obtener una corriente eléctrica se ha de crear una diferencia de potencial eléctrico. Para ello, se deben usar materiales conductores ya que sus electrones tienen una actividad más elevada y permiten crear flujo eléctrico fácilmente.

Mediante una instalación fotovoltaica aislada podemos producir electricidad durante el día, almacenarla en baterías y consumirla posteriormente según nuestros requerimientos.

Placas solares. Las placas o módulos solares fotovoltaicos usan ciertos materiales semiconductores, como el silicio, que absorben los fotones y los convierten en una corriente continua de electrones, es decir, en electricidad. Esta electricidad se recoge mediante unos hilos metálicos que al final la conducen hacia el regulador.

Regulador de carga. Controla la entrada de electricidad en la batería y la protege de sobrecargas o bajadas de tensión que podrían dañarla. Los modelos avanzados ponen en marcha el grupo electrógeno para producir electricidad cuando la batería corre riesgos.

Baterías y cargador. Es necesario inyectar la energía en baterías para que se encuentre disponible cuando haga falta, generalmente por la noche. Es lo que ocurre con las instalaciones fotovoltaicas en viviendas unifamiliares, o en circunstancias en las que existe más demanda de potencia de la que dan las placas. Principalmente, existen dos tipos de baterías:

Monoblock: similares a las del automóvil; son más económicas pero tienen un mantenimiento más complejo y una menor duración. Estacionarias: Requieren una mayor inversión, pero a cambio, presentan una mayor durabilidad y versatilidad.

Inversor o convertidor. Sirve para convertir la corriente continua producida por el campo fotovoltaico en corriente alterna de onda senoidal, que es la única que se puede usar en la alimentación de electrodomésticos convencionales. Con él, se suele poner en marcha el grupo electrógeno.

Grupo electrógeno. Como elemento auxiliar de la instalación, el grupo electrógeno a gasoil se encarga de generar electricidad cuando no hay radiación solar, o cuando se gasta la batería.

Ventajas

La energía solar presenta varias ventajas, entre las cuales se pueden destacar las siguientes:

No consume combustible, pues obtiene su energía del Sol, lo cual significa que, económicamente, una vez amortizada la inversión inicial, el ahorro es notable.

El Impacto ambiental es prácticamente nulo.

Pasa a convertirse en un recurso inagotable, ya que su fuente de alimentación es el sol.

Permite que dejemos de depender de las oscilaciones de el precio de la luz

La generación de energía térmica, que carece de proceso de combustión, evita cualquier tipo de contaminación y ayuda a cuidar el medioambiente.

Los sistemas fotovoltaicos no producen ningún sonido molesto cuando operan debido a que su estructura requiere movimientos mecánicos por lo que no ocasionan ningún tipo de contaminación sonora.

Los sistemas tienen una vida útil larga (más de 20 años).

El mantenimiento de los sistemas fotovoltaicos es sencillo y tiene costos muy bajos.

La instalación de los sistemas fotovoltaicos individuales es simple, rápida y sólo requiere de herramientas y equipos de medición básicos.

Equipos Fotovoltaicos Aislados Ibesol

En Ibesol sabemos que las necesidades de este tipo de equipos son muy específicas, por ello desde nuestro departamento de I+D+I diseñamos a medida el sistema que cada usuario necesita. Además disponemos una serie de Kits que, acorde con nuestra experiencia en el sector, cubre el 90% de las instalaciones más habituales hoy en día.

  • Kit IFV 1. Este Kit cuenta con un diseño basado en 1550 Wh/día
  • Kit IFV 2. Este Kit cuenta con un diseño basado en 2250 Wh/día
  • Kit IFV 3. Este Kit cuenta con un diseño basado en 4650 Wh/día

Independientemente de la energía de cada kit, todos ellos están diseñados para ofrecer una autonomía de 3 días en instalaciones destinadas a un uso habitual de 7 días a la semana.

 

 

Fuente:

Dpto. I+D+I Ibesol Energía

solclima.es

monografias.com

2017-11-28T11:13:28+00:00 6 diciembre, 2016|