//¿Por qué es una buena opción instalar suelo radiante en casa?

¿Por qué es una buena opción instalar suelo radiante en casa?

Tanto si acabas de emprender un proyecto de hogar, o te dispones a realizar reformas en tu actual vivienda, tarde o temprano acaba surgiendo la siguiente cuestión:  ¿por qué sistema de calefacción decantarnos?. En la actualidad existe un gran abanico de opciones, pero hoy queremos centrarnos en el suelo radiante por dos razones de peso: El enorme confort que proporciona y el importante ahorro energético que supone.

En qué consiste sistema de calefacción mediante suelo radiante

Los sistemas de climatización por suelo radiante basan su funcionamiento en una red de tubería plástica que, instalada bajo el pavimento y de una capa de mortero, hace circular agua caliente por toda la superficie, lo que provoca que el calor se irradie desde el suelo.  En el caso de la calefacción, esto hace que la temperatura del aire a la altura de los pies sea algo superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza, mejorando la sensación de confort.

La calefacción por suelo radiante es un sistema que todavía se considera novedoso en nuestro país, pese a que son muchos los hogares que ya se han decantado por él en los últimos años. Su instalación conlleva numerosas ventajas.

Instalación paso a paso:

  1. Preparación de la obra
  2. Colocación del equipo de distribución (Colectores)
  3. Instalación del film de polietileno
  4. aplicación de la banda perimetral
  5. Colocación del panel aislante
  6. Instalación del tubo
  7. Juntas de dilatación
  8. Llenado de la instalación y prueba de presión
  9. Vertido del mortero
  10. Colocación de la solería
  11. Equilibrado de la instalación
  12. Colocación de la regulación

Es importante tener en cuenta que, como mínimo, son necesarios unos 8 centímetros de altura de suelo. De hecho lo ideal serían 10 centímetros. No obstante cada vez van innovando más en las planchas de poliestireno expandido o extruido por lo que se podría reducir la altura necesaria. Asimismo, son necesarios unos de 4 centímetros de mortero para cubrir el suelo radiante.

Confortable y seguro

Una de las preguntas más comunes de nuestros clientes es la de si ¿Se corre el riesgo de que el suelo se caliente demasiado y llegue a ser peligroso? Absolutamente NO. El suelo radiante es un tipo de calefacción que usa gran área de transferencia de calor. Gracias a los metros de tubería instalados. En comparación con los radiadores por ejemplo, al tener el suelo un área de transferencia mucho mayor, para transferir la misma cantidad de calor, necesita agua caliente a mucha menos temperatura. De este modo, mientras los radiadores usan agua caliente a una temperatura de entre 70/80 ºC, el suelo radiante no necesita más de 35/40 ºC.  Por lo que puede considerarse como un sistema de intercambio mucho más eficiente.

Ventajas

Esto unido a otras características que detallamos a continuación, lo convierten en una de las mejores opciones para calentar nuestro hogar:

– Elevado rendimiento.  (Solo necesita agua a 35-40 ºC)

– Bajo consumo. Entre un 10-20% menos respecto a otros sistemas de calefacción convencional

– Uso de fuentes renovables. Si se combina por ejemplo con aerotermia, geotermia o biomasa.

– Deja espacio libre de elementos calefactores

– Gran sensación de confort. Aporta calor de calidad.

La desventaja principal es la necesidad de una inversión  económica inicial algo superior frente a otras alternativas como puede ser el caso de radiadores. Pero eso tiene fácil solución ya que en Ibesol contamos con condiciones de financiación únicas para nuestros clientes. Pregunta aquí

Además el ahorro a medio plazo es significativo.  Como hemos comentado, los sistemas de suelo radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (35-45º) frente a los sistemas tradicionales que necesitan mayores temperaturas de impulsión (70-80º). Al tratarse de un sistema de baja temperatura, se consiguen grandes ahorros combinándolo con sistemas de generación de calor eficientes como la aerotermia, la geotermia, calderas de biomasa, y energía solar térmica. Por ello, el uso de suelo radiante consume entre un 10% y un 20% menos en relación a otros sistemas de calefacción convencional.

Mantenimiento

En cuanto al mantenimiento, te proponemos varias opciones. Combinándolas con las correspondientes revisiones, te facilitarán enormemente este objetivo. Periódicamente, siempre según las recomendaciones del instalador, debes realizar una revisión de lodos en la instalación. Así como del correcto funcionamiento de la misma. Es conveniente regular de manera independiente cada circuito de la instalación. Para eso nos ayudaremos de los caudalímetros. Repartiendo correctamente el caudal de agua, dependiendo de la zona que estemos calentando. Conseguiremos una temperatura adecuada en toda la casa. Asimismo, conviene revisar y verificar el correcto funcionamiento y equilibrado de los caudalímetros.

Para limpiar la instalación, vaciar todo el contenido de agua y utilizar agua a presión para limpiar todos los circuitos y los colectores. Finalmente, se recomienda limpiar manualmente todas las válvulas. Una vez finalizada esta primera fase de la limpieza, se recomienda llenar la instalación con agua y un aditivo especialmente indicado. Para desincrustar y limpiar los tubos por dentro. Por último, repetiremos el proceso de vaciado y limpieza de la instalación mediante el agua a presión. Y la volveremos a llenar con agua y un aditivo que proteja el circuito de corrosiones. Y, por tanto, pérdidas de líquido.

Como plus añadido a la adecuación de este tipo de sistemas cabe la posibilidad de automatizar el equipo radiante mediante la dómótica. Con esto, además de las ventajas ya enumeradas,  conseguiremos automatizar su funcionamiento sin estar físicamente dentro del a vivienda.

Si quieres ampliar información sobre Calefacción radiante o sobre cualquier otro producto Ibesol llámanos  al 900 922 900.

No esperes más… pásate a las renovables y ¡empieza a ahorrar!

Rocío E.T. (Social Media)

Dpto. I+D+i Ibesol Energía

2018-01-19T11:58:20+00:00 4 septiembre, 2017|